Quiénes somos

Equipo de TrabajosFinDeGrado.es

TrabajosFinDeGrado.es es una agencia española dedicada a la enseñanza universitaria superior, registrada en la Agencia Tributaria y en la Tesorería General de la Seguridad Social, con el código de Impuesto sobre Actividades Económicas 9315/1.

Esta empresa la componemos un grupo de profesionales graduados(/as) y licenciados en las distintas universidades españolas. Ayudamos con las asignaturas «Trabajo Fin de Grado» y «Trabajo Fin de Máster», proporcionando un borrador a medida. Si bien desde el punto de vista legal nuestro servicio es de mera academia universitaria (al igual que cualquier otra academia física o digital), nuestra especialidad se centra en la redacción científica para un proyecto de Trabajo Fin de Grado o de Máster, y no solo enseñamos al alumno cómo se hace, sino que se lo ejemplificamos a través del borrador a medida que él (o ella) necesita, con las características que nos pida: nº de páginas, título, formato, etc.

Servicios de redacción de proyectos TFG y TFM, Defensas en Power Point y Tutorización

La mayoría de nuestros clientes acuden a nosotros porque no saben cómo elaborar con la calidad necesaria y dentro del plazo establecido el documento que su universidad les ha pedido para graduarse o terminar el máster. Nuestros servicios consisten en elaborar ese documento, guardando el anonimato del cliente, como ejemplo de cómo hay que hacer un buen TFG o TFM: con objeto didáctico. Al igual que hay academias que les resuelven a sus alumnos ejercicios de matemáticas para que aprendan matemáticas, nosotros les resolvemos redacciones a medida.

Desde esta empresa, al estar registrada (la mayoría no lo están), tenemos la capacidad legal de ceder los derechos de autor a nuestros clientes, y por supuesto de establecer una relación de servicio desde la total legalidad. Por otro lado, trabajamos acorde al Reglamento General de Protección de Datos para asegurar su anonimato (tanto a lo largo del servicio como después).

Nuestros valores como academia de TFGs y TFMs

En TrabajosFinDeGrado.es creemos que el primer ejercicio que debe hacer cualquier empresa es establecer sus valores, y a partir de ahí, formar un equipo de trabajo que los comparta. Como egresados universitarios, cada uno de los que formamos el equipo (más de 200 profesionales) tenemos una opinión personal acerca del sistema universitario actual, y coincidimos en que en muchos casos falta formación o interés a la hora de enseñar cómo se hace un buen trabajo de investigación. Estos conocimientos son básicos para realizar un buen TFG o TFM, y no se puede esperar un buen proyecto de un alumno al que no se le ha enseñado en ninguna asignatura a realizar estos tipos de textos científicos, o al que su tutor no le da la debida tutorización, formación ni seguimiento.

Nuestros servicios cubren esa falta de responsabilidad institucional, para que el alumno cuente con un excelente TFG o TFM, a la vez que va viendo cómo el redactor desarrolla el borrador. Esta responsabilidad en muchas universidades se ha dejado en tierra de nadie, puesto que no hay una asignatura específica para aprender estas habilidades, ni tampoco a los tutores se les incentiva adecuadamente en relación a las horas de dedicación que esto requiere.

Principios

Calidad

Nos comprometemos con el cliente en sus objetivos: aprobar el TFG/TFM. Además del borrador, proporcionamos las posibles correcciones gratuitas a las que dicho borrador pudiese dar lugar tras la revisión por el evaluador (no porque esté mal, sino porque el tutor esperase otra cosa), y le enseñamos al alumno cómo las hemos aplicado para que aprenda también del proceso de correcciones.

Compromiso

Tenemos una tasa del 0% de abandonos de proyectos confirmados, y eso solo se consigue con compromiso por parte de todo el equipo: si surge un imprevisto inesperado que nos obliga a trabajar en días festivos o fuera de horario, lo hacemos. Si un redactor abandona el proyecto por enfermedad o accidente, nosotros nos encargamos de solucionarlo y adjudicárselo a otro compañero especializado en ese área (somos más de 150). Aparte del equipo de profesores hay otro Equipo de Gestión y de Atención al Cliente, que trabajará para que ni el proceso formativo del cliente ni la calidad del borrador se vean afectados por cualquier contingencia inesperada.

Anonimato

No necesitamos conocer los datos personales de nuestros clientes, ni la institución en la que cursan sus estudios. El único dato que necesitamos es la dirección de correo electrónico para hacerle los envíos y enviarle las claves de acceso a la Plataforma Privada. Por otro lado, esa dirección de email solo la conocerá el gestor de cada proyecto, y nunca el redactor del mismo: la comunicación entre cliente y redactor se hará a través de una plataforma privada, con usuarios anónimos: «Redactor nº X» y «Cliente nº Y«.

Profesionalidad

Los profesores(/as) que trabajamos aquí no lo hacemos por necesidad, sino porque compartimos una serie de valores y porque nos gusta la investigación científica: nos gusta escribir de lo que ya sabemos para ahorrarle tiempo a nuestros clientes. Todos tenemos otro trabajo; somos ingenieros, médicos, enfermeros, profesores, lingüistas… y a tiempo parcial, profesores de la asignatura más exigente y sin embargo peor explicada del plan educativo español: el Trabajo Fin de Grado o de Máster.

Así concebimos nuestro trabajo

Los casi 250 profesionales que trabajamos en esta agencia somos personas. La formación de cada miembro está especializada en lo que a cada uno le apasiona (el derecho, la ingeniería, la educación, la enfermería…), pero hay algo en común en todos nosotros: todos somos personas, y como tal, todos sentimos, empatizamos, pensamos y nos hacemos preguntas. Cuando acabamos la jornada laboral, algunas veces nos preguntamos si el trabajo que hacemos es útil, si le está aportando algo a alguien, y si merecen la pena tanto el esfuerzo de gestión (que todo se entregue a tiempo y con alta calidad) como la mala imagen que algunos medios (no todos) quieran proyectar sobre nosotros. Pero basta con leer las opiniones de nuestros alumnos para despejarnos cualquier duda.

Si hacemos esto es porque creemos que existe mucha hipocresía con el TFG/TFM (al alumno se le exigen resultados pero no se le dan los medios), y si moralmente estuviésemos incómodos o no lo viésemos honrado, simplemente no lo haríamos, porque no tenemos necesidad: con nuestra formación (doctorados) y experiencia, tenemos la posibilidad de trabajar en cualquier otro sitio. A pesar de la mala prensa que una persona ajena al mundo universitario pueda emitir de estos servicios (casi siempre desde el desconocimiento, más con la intención de generar polémica y clickbait que el de resolver el problema educativo que hay), los profesionales que llevamos esta agencia tenemos nuestro punto de vista, sustentado por nuestro propio paso en universidades europeas.

Juicio de valor:  -«El alumno que encarga el TFG/TFM es un vago»

Realiadad: Si fuese vago no habría terminado Bachillerato y una carrera universitaria. Los alumnos que nos encargan su proyecto lo hacen por uno de estos 2 motivos:

a) El tutor no les hace caso y no saben cómo elaborar un proyecto con la calidad que se espera.

b) No tienen tiempo, o prefieren gastarlo en otra cosa como su trabajo, prepararse los exámenes, su pareja o incluso en pasear con su perro, que igual de respetable es. Cada uno es dueño de su tiempo, el cuál es irrecuperable, y nadie le puede decir a otro en qué gastarlo. Igual de respetables son las personas que deciden gastar 300h (6/12 ECTS) de su vida en desarrollar su TFG (aun sabiendo que no le reportará nada útil), como el que decide delegar la tarea.

Juicio de valor: -«Encargar una redacción está mal, porque lo debería hacer uno mismo»

Realidad: podría estar mal (desde el punto de vista de competitividad y meritocracia) si el desarrollar por uno mismo el TFG/TFM constituyera el aprendizaje de alguna herramienta útil en la vida laboral, pero no es así: el TFG/TFM es un mero trámite que se impuso con calzador a través del Plan Bolonia, y si bien el TFG es importante para el CV, no hace que el alumno aprenda nada útil, ni le va a ayudar a desempeñar su futuro trabajo (a no ser que se quiera dedicar a redactar artículos en revistas científicas, o a ser profesor de esta agencia).

¿Está mal que un alumno que tiene problemas con matemáticas le pida ayuda privada a un profesor de matemáticas para que éste le resuelva los ejercicios y los pueda entregar (a la vez que aprende cómo hacerlos)? Pues con el TFG/TFM, tampoco.

 

Por supuesto es nuestro punto de vista (en eso consiste la ética) y respetamos todas las opiniones, pero resulta contradictorio que los que más critiquen estos servicios sean los que menos problemas han tenido con su TFG o TFM, pues resulta fácil juzgar algo desde una posición cómoda.

 

“Todas nuestras potencias de seriedad las hemos gastado en la administración de la sociedad, en el robustecimiento del Estado, en la cultura social, en las luchas sociales, en la ciencia en cuanto técnica que enriquece la vida colectiva. Nos hubiera parecido frívolo dedicar una parte de nuestras mejores energías –y no solamente los residuos– a organizar en torno nuestro la amistad, a construir un amor perfecto, a ver en el goce de las cosas una dimensión de la vida que merece ser cultivada con los procedimientos superiores. Y como ésta, multitud de necesidades privadas que ocultan avergonzados sus rostros en los rincones del ánimo porque no se les quiere otorgar ciudadanía; quiero decir, sentido cultural.”

Ortega y Gasset, J. (1914). Meditaciones del Quijote


⌛ PIDA SU PRESUPUESTO