Todo lo que debes saber acerca de los Derechos de Autor de tu TFG o TFM

La realización de un Trabajo Fin de Grado, Trabajo Fin de Máster, e incluso cualquier trabajo de la universidad conlleva la generación tácita de una serie de derechos de autor. Tácita quiere decir que no hace falta registrarlos, ya que la propia naturaleza de la obra incluye la generación de estos derechos, a modo de autoría.

Una de las preguntas más recurrentes que nos hacen nuestros clientes es acerca de los derechos de autor que se generan a través de nuestros servicios de consultoría académica:

“¿Tendré también los derechos de autor?”

“¿La redacción del trabajo será legalmente mía?”

“¿Tendré algún problema con alguna institución educativa a causa de los derechos de autor?

Si estás pensando contratar nuestros servicios, seguramente tú también te estés preguntando algo parecido, y es normal: un TFG/TFM es un elemento muy importante en la vida de todo egresado, ya que constituye el hito final para conseguir un título, que bien utilizado te permitirá desarrollar tu carrera profesional.

No solo hay que buscar una empresa profesional y con las capacidades adecuadas para poder desarrollar un buen trabajo, sino que debes preocuparte también por otros temas igual de importantes o más como son la confidencialidad, que la empresa esté registrada en Hacienda y sus trabajadores en la Seguridad Social (que es lo que distingue a una empresa de un “chiringuito en internet”), que su sistema de gestión disponga de un servicio de seguridad frente ataques de terceros, y por último pero no menos importante: que generen una cesión total de los derechos de autor.

Llegados a este punto, lo que deberías saber de los derechos de autor es:

Qué son los derechos de autor

Los derechos de autor responden a la aplicación de una serie de normas juríricas, las cuales reconocen y protegen la autoría de una obra a su creador por el simple hecho de haberla creado (sin tener que registrarla), pudiendo ser desde una canción hasta una pintura, una poesía, un texto científico, etc. Estos derechos son suyos tanto si la obra está publicada como si la tiene guardada en el trastero de su casa y no se la ha enseñado a nadie: el que crea algo tiene el derecho de poseer su autoría.

No obstante hay varios tipos de derechos de autor, y a la hora de encargar un TFG o TFM, deberías saber diferenciarlos con claridad.

Clases de derechos de autor

Existen dos grandes grupos de derechos de autor: patrimoniales y morales.

Derechos de autor Patrimoniales

Los derechos Patrimoniales no están pensados para reconocer la autoría de una obra en el sentido de reconocerle a esa persona su trabajo, sino de cara a una explotación económica. Si por ejemplo compones una canción te pueden interesar dos cosas: o bien que la gente te reconozca y te admire por haber creado la canción, o bien sacarle beneficio económico: venderle los derechos de autor a una discográfica (o ambas: tanto que se te reconozca como sacarle beneficio económico). Este es el marco en el que juegan los derechos de autor patrimoniales: forman parte de tu patromonio (como tu casa, tu coche o tus muebles), puedes venderlos, comprarlos e incluso regalarlos.

Si J.K.Rowling decide escribir otro libro de Harry Potter, puede hacer dos cosas con ese texto: o bien quedarse con los derechos de autor Patrimoniales e imprimir el libro por su cuenta para luego venderlo, o bien venerle los derechos de autor Patrimoniales a una editora para que le imprima el texto en miles de libros, los distribuya, los coloque en tiendas, regoja el diero de las ventas, etc… y a cambio darle una parte a la autora, sin que ésta tenga que hacer nada más. Los derechos de autor Patrimoniales son un activo: se pueden comprar y vender (o regalar), y están pensados dentro de un marco económico.

Llegados a este punto quizás te preguntes: “Entonces si los derechos de autor Patrimoniales no hace falta registrarlos, ¿por qué existen las patentes, marcas, etc.?”

Eso responde a un nivel de complejidad más: hay que diferenciar entre derechos de autor y derechos de explotación, patentes de procesos, patentes de productos, patentes de marcas, logotipos, etc. Cuando hay intereses económicos tan altos de por medio, mejor registrarlo todo porque si no la cosa se puede complicar, y otra persona puede decir que él/ella lo escribió antes. ¿Cómo se demuestra que uno compuso antes la letra de una canción que está generando millones de euros en ventas? Registrándola, por si acaso. De todos modos, este no es el caso de tu proyecto TFG o TFM (a no ser que quieras publicarlo como un Best Seller de Amazon porque sea apasionante, pero sinceramente, y no es por deprimirte… la mayoría de los TFG/TFM no le interesan ni al propio tutor que los corrige).

Derechos de autor Morales

Los derechos de autor Morales no tienen nada que ver con las ventas o el dinero. Simplemente reconocen que esa obra pertenece a su autor, independientemente de que el autor luego venda los derechos Patrimoniales. Ejemplo:

Manolo trabaja en la discrográfica de Ricky Martin escribiendo letras de canciones. Cobra un sueldo todos los meses, y si su jefe creativo piensa que alguna letra es buena como para producir una “canción del verano”, se la pasará al equipo de composición, en el que trabaja Paula: otra empleada. Tanto Manolo como Paula han firmado un contrato de cesión de derechos de autor, en el que aceptan que cualquier beneficio económico derivado de la explotación mercantil de esa canción no será para ellos. Manolo y Paula crean la canción, Ricky Martin la canta y la discográfica gana dinero, que lo reparte entre Manolo, Paula y Ricky Martin según lo acordado (sueldos fijos, porcentajes de ventas o lo que sea).

· ¿Puede Ricky Martin decir que la letra la compuso él? No, porque los derechos de autor morales no son suyos sino de Manolo y Paula.

· ¿Puede la discográfica decir que los derechos de autor Morales de esa letra son suyos? No, por el mismo motivo.

· ¿Puede la discográfica decir que los derechos de autor Patrimoniales (económicos) de esa letra son suyos, y quedarse con el dinero que genere la canción? Sí, porque es un acuerdo que firmaron con los autores de la obra: Manolo y Paula.

· ¿Pueden Manolo y Paula decir que la letra la compusieron ellos dos? Sí, porque es un derecho de autor Moral.

Los derechos de autor Morales, al igual que los Derechos Fundamentales, no se pueden ni comprar ni vender: son de su creador.

Entonces, te estarás preguntando:

“Pero a mí lo que me interesa no es ganar dinero con el TFG/TFM, sino que legalmente esté a mi nombre. ¿Qué solución hay para esto, si los derechos de autor Morales no se pueden transmitir?”

La solución al tema de los derechos de autor Morales es la co-autoría. Volviendo al ejemplo anterior: si Ricky Martin no ha compuesto la letra de la canción, no puede decir que la escribió él (porque lo hizo Manolo). Lo que sí puede hacer es componer por ejemplo la letra del estribillo, algunos acordes musicales aparte de los de Paula, o quedar con Manolo y/o Paula en el estudio para componerla entre los dos/tres (aunque sea Manolo el que la ponga por escrito con un lápiz y Paula la que lo pase a partitura). Con un documento científico pasa lo mismo: los derechos de autor Patrimoniales te los pueden ceder o vender, pero los derechos de autor Morales, si tú no has tocado nada del texto, no puedes pretender que te los cedan, porque la propia naturaleza de los mismos los hace instransferibles.

Para tener co-autoría de la obra puedes desarrollar el texto junto con el redactor. En TrabajosFinDeGrado.es somos los únicos que trabajamos a través de una plataforma privada que pone en contacto directo al alumno y profesor (redactor). No se hace una sola entrega, sino que se va consultando con el cliente la estructura a seguir, si cree que se tendría que cambiar algo, si quiere aportar bibliografía o algún texto, etc. Además, recomendamos siempre que el alumno haga algún capítulo del proyecto. El alumno interviene por tanto de principio a fin en el desarrollo de la obra: participa, pone su granito de arena, influye sobre el resultado final y aporta valor al documento. Por tanto, se puede hablar de co-autoría: los derechos de autor Morales no son solo del redactor, sino también del alumno, puesto que ambos han participado activamente en el desarrollo.

Debes recordar que cada centro docente tendrá su propia normativa. En la mayoría de ellos te exigirán en la Guía Docente del TFG/TFM que la autoría sea tuya, y efectivamente lo será si participas a través de la plataforma: la autoría Moral será tanto tuya como del profesor, y la Patrimonial tuya en exclusividad.

 

¿Quieres saber más acerca de cómo se plantean legalmente nuestros servicios? Pulsa aquí.

 

¿Necesitas que desarrollemos tu proyecto con la calidad que requiere, dentro de plazos, con tus derechos de autor y 100% original?

PIDE TU PRESUPUESTO

Derechos de Autor
4.8 (96.55%) 29 votes

Deja un comentario


✍ PEDIR PRESUPUESTO