Publicación libre de acceso gratuito.

· Tiempo estimado de lectura: 7 minutos.

Hacer TFG rápido y bien. ¿Se puede?

Es lo primero que todos nos preguntamos.

Esta pregunta vuelve a surgir (aunque formulada de un modo más visceral) en la fase en la que estamos con el Word en blanco, 0 páginas y mucha prisa por entregar algo:

– ¿Cuánto es el mínimo de tiempo que le tengo que dedicar a esta mierda para quitármelo de encima con buena nota?

Algunos incluso suprimen la parte "con buena nota"; con sacar un 5 les sobra para ser los más felices del mundo (y no es para menos).

Y es que el TFG pertenece a esa categoría de obligaciones que hay que entregar sí o sí; nos guste o no. Es como la declaración de la renta: la gente no la entrega por diversión, sino porque hay que hacerlo y punto (de hecho la palabra "impuestos" viene de ahí: de que se imponen a través de medidas coercitivas. Si no, no se llamarían  "impuestos", sino "voluntarios"). Si alguien no sabe o no quiere perder el tiempo con la declaración de la renta, contratan a un profesional para que se lo haga y ya está.

Pero bueno, no me voy por las ramas que el tiempo es oro, y seguro que a usted tampoco le sobra (si no estaría en Youtube, que es más divertido que esto). El caso es que:

No hay TFG = no hay título = a freír hamburguesas

No lo digo en plan denigrante (yo lo hice una temporada y no es para tanto), sino en el sentido de que hay dos tipos de trabajo: el que se tiene para poder sobrevivir vs al que se aspira para poder vivir. La idea: llegar al segundo tipo de trabajo lo antes posible. El obstáculo: el TFG.

Y la respuesta a la pregunta es sí: sí se puede hacer un TFG rápido y bien.

Cuánto se tarda en hacer un TFG

La teoría

En teoría, depende de los créditos ECTS del TFG. Según la universidad, cada crédito equivale a 25 horas de trabajo (y esto es así en todas las universidades europeas, por usar todas el sistema ECTS), por lo que un Trabajo Fin de Grado de 6 créditos requeriría 150 horas, mientras que uno de 12 créditos, 300.

Si no sabe de cuántos créditos es su TFG, puede mirarlo en la guía docente (es un documento que normalmente se puede descargar de la página de su universidad, en el apartado donde viene la información de la asignatura).

Por tanto la teoría es fácil: multiplica los créditos por 25 y ya está, esas son las horas que tendría que dedicarle.

Lamentablemente, la realidad es distinta.

La realidad

Como en casi todas las cosas, la realidad difiere mucho de la teoría, y en el caso del TFG, la varianza de horas es mucho más acusada ya no entre carreras distintas (eso es obvio), sino también entre mismos grados de distintas universidades, e incluso alumnos del mismo grado y misma especialidad pero distinto tutor. Todo esto, teniendo todos los mismos créditos.

Lo mismo un alumno de Ingeniería Informática de la Universidad de Granada (por decir una a voleo) se puede tirar 10 meses redactando el TFG, que otro de la UPM lo hace en 3. Y no necesariamente porque una universidad sea más o menos exigente que otra, sino por los tutores. El que es exigente es el tutor, no la universidad. Sí que es cierto que cada universidad puede tener una línea general más o menos estricta, pero si se dice que "tal universidad es muy exigente" es porque lo son sus tutores, y no al revés. Si una clínica es buena es por sus doctores, y no al revés.

Por eso es fundamental que se busque un buen tutor; porque si escoge a uno de la cátedra de al lado, quizás en vez de 5 meses, tarde 2 años. El 80% del éxito de su TFG dependerá del tutor que elija, así que hágalo bien, independientemente de que luego encargue su TFG o de que lo haga por su cuenta.

Cómo elegir a un buen tutor

- Un@ que sea majete y parezca buena persona.

Meeec. Error.

Eso mismo pensé yo, y al final tardé casi un año en acabar el TFG.

Mi tutor era el típico profesor friendly, muy majo y siempre sonreía. Además siempre que alguien le preguntaba dudas en clase, respondía amablemente. En los exámenes tampoco era demasiado exigente, así que estaba clarísimo: ese profesor tendría que ser el ideal también para que me tutorizara el TFG: sería un proceso sin muchos quebraderos de cabeza para conseguir buena nota.

Lo que no supe (hasta que ya fue demasiado tarde) es que ese profesor estaba preparando una mega-publicación postdoctoral, y que mi TFG iba a consistir en hacer la parte de laboratorio más tediosa y aburrida (cientos de muestras, clasificación, etc.). Por si fuera poco, el nivel de exigencia que me pidió no fue el de un TFG, sino el de una publicación post-doctoral, porque, literalmente, le estaba escribiendo un trozo de su paper (y por cierto sin aparecer en los autores).

Cuando se lo contaba a mis compañeros me decían sorprendidos: "Pues claro… si es que eres tonto, si Paco (nombre random) hizo también el TFG el año pasado con él y le hizo lo mismo. ¿No lo sabías?"

… pues no, no lo sabía.

Pero no todo es malo; por lo menos ese TFG me sirvió para encontrar mi primer trabajo (más adelante lo cuento).

Conclusión:

¿Quiero decir con esto que se busque usted a un tutor antipático? 

No. La idea no es esa.

Lo que quiero decir es que investigue, y en vez de especular si esa persona será luego muy exigente o no por el hecho de parecer buena persona, directamente le pregunte a compañeros que ya hayan hecho el TFG con él(/ella). No es seguro al 100% que con usted se comporte igual, pero por probabilidad se acierta más extrapolando que especulando.

¿Por qué es tan importante gastar un poco de tiempo en esa investigación previa? Porque quizás si usted se echa un novio/a/e(/i/u) que parezca buena persona y luego no lo es, lo deja y no pasa nada. Pero con un tutor no se puede; con un mal tutor o bien lo cambia y pierde todo el trabajo hecho hasta el momento (porque tendrá que cambiar el título) y consecuentemente la convocatoria, o bien lo aguanta hasta el final. Y con un poco de investigación previa, se evita ese mal trago.

Si ya tiene un tutor asignado y le ha pasado algo parecido (demasiado exigente o no le hace caso), también tiene la opción de dejar el TFG en nuestras manos, y nosotros nos encargamos de todo (redacción, revisiones, correcciones, etc.), independientemente de las vueltas que le quiera dar su tutor.

Cómo hacer un TFG rápido: las 5 reglas que casi nadie aplica

Lo más rápido es encargárnoslo: le preparamos un presupuesto y si le cuadra todos contentos: usted se ahorra cientos de horas y nosotros a cambio de nuestro tiempo, obtenemos dinero.

Si echa cuentas "horas ahorradas" vs "dinero gastado" verá que le sale bastante rentable encargarlo en términos de €/h (aquí información de precios), pero si aún así prefiere gastar mucho tiempo en vez de poco dinero, aquí van algunos

consejos si lo hace por su cuenta:

1. Elija buen un tutor (arriba explicamos por qué). Insistimos: es lo más importante.

2. No se complique la vida: elija un tema sencillo.

3. Elija un tema del que además de ser sencillo, exista información suficiente en bases de datos. Tenemos muchos clientes que se han quedado atascados precisamente por eso: eligieron un tema muy original pero luego no había de dónde sacar artículos. Esto es muy bueno para destacar en el CV (más abajo lo explicamos), pero muy MUY malo si lo que pretende es quitarse el TFG de encima rápido.

4. Deje las citas para el final. Primero ponga las referencias "a lo bruto" para tener a los autores identificados, y luego ya cuando haya terminado el proyecto, las ordena por orden alfabético y según la normativa que le pidan (APA 7, Vancouver, Chicago o la que sea).

5. No siga el desarrollo en el mismo orden de lectura. Es decir, no empiece con la portada, luego los agradecimientos, luego el abstract y las keywords, luego el resumen, etc. De hecho, lo mejor es dejar el resumen, la introducción y los objetivos para el final (y así como objetivos pone precisamente lo que ha hecho).

Con esta lista de consejos podrá ahorrar mucho tiempo, y quizás en vez de tener que emplear 8 meses, en 4 lo pueda tener apretando un poco.

Pueden parecer consejos obvios, pero casi nadie aplica todos. Quizás aplican 3 o 4 como mucho, pero no los 5. Y basta con que deje de aplicar uno para que su tiempo de desarrollo aumente exponencialmente.

** Eso sí:  No espere tampoco sacar Matrícula de Honor con un TFG que salta a la vista que se ha hecho "a lo sencillo". Los 5 consejos anteriores son para quitárselo de encima en el menor tiempo posible y aprobar, no para destacar. Si lo que quiere es aspirar a una nota alta para destacar en su CV, los consejos son otros:

Cómo hacer un Trabajo Fin de Grado bien

Opción 1: (requiere echarle horas)

Ésta es nuestra especialidad. No porque seamos muy listos, sino porque llevamos haciéndolo desde 2.014. Habremos hecho ya más de 3.000 trabajos.

Obviamente no le vamos a contar todos nuestros secretos para hacer trabajos TOP, pero ya que está usted leyendo esto y gastando su tiempo en nuestra web, qué menos que darle el MEJOR consejo respecto al TFG para facilitarle su futuro:

Elija un tema interesante. Difícil no: interesante. No es lo mismo.

Quizás a su tutor le parezca muy interesante el papel de las mitocondrias en el exoesqueleto del cangrejo ibérico, pero… ¿y a una persona de Recursos Humanos? Seguramente no.

Si su tutor le propone un tema muy extravagante, sospeche. Seguramente no sea por tratarse de un tema que le parezca original para su TFG, sino porque lo quiera reciclar para completar alguna publicación suya (lamentablemente los tutores de universidad cobran en función del número de artículos que publican, independientemente de que lo que publiquen sea un tostón y no le interese a nadie).

Ya que gasta 500, 1.000 o 2.000 horas de su de vida en un buen TFG de sobresaliente o MH, por lo menos que le sea útil de cara a buscar luego un buen trabajo; que le sirva para algo más que para la nota. Desde el punto de vista de competitividad laboral, el TFG no es más que una línea en el CV, pero que si se sabe comunicar bien, puede darle mucha diferenciación respecto al resto de candidatos. Yo mismo conseguí mi primer trabajo decente de ingeniero gracias al TFG, porque era un trabajo orientado a un beneficio real que una empresa podía aprovechar (si una empresa nos paga un sueldo de X es porque espera obtener de nosotros X+Y, no porque seamos muy listos).

Por tanto, piense en qué le va a interesar a la persona de Recursos Humanos cuando tenga delante su CV. Si tiene que escoger entre dos graduados en Biología para que se encarguen de su laboratorio, ¿a quién cree que prestará más atención?

A) TFG: "El papel de las mitocondrias en exoesqueleto del cangrejo ibérico" (y encima, esa persona es nº 1 de su promoción).

B) TFG: "El funcionamiento de los microscopios electrónicos para el muestreo en serie automatizado."

¿Cuál de los dos es más interesante? Para mí ninguno. Pero para una persona de una empresa, seguramente le resulte más interesante un candidato que ha estudiado cómo ahorrar tiempo de muestreo en un laboratorio, que otro que ha estudiado algo muy de nicho. Si se trata de maximizar la probabilidad de encontrar un trabajo decente, entonces hay que pensar también en maximizar la probabilidad de que a alguien de RR.HH. le interese el TFG para aplicarlo en su empresa.

Y este consejo se basa en nuestra propia experiencia con cientos de alumnos, no en teorías ni chorradas.

Por ejemplo: nuestra compañera Carmen (responsable del Departamento de Profesores) revisa todas las semanas los CV de cientos de candidatos que quieren ser redactor de la academia, y para el primer barrido de CV no emplea más de 30 segundos (porque si no, no le daría tiempo a verlos todos). Suena duro pero así es la vida, y si conoce usted a alguien de Recursos Humanos, pregúntele.

A muchos les hemos comentado lo de orientar el TFG a la empresa y se escandalizan:

– ¡Oh!, ¡es que así estarías mercantilizando tus conocimientos!, ¡mercenario!

¿Y qué es un empleo si no?. Para comprar comida, o mercantilizas tus conocimientos o mercantilizas tu tiempo/cuerpo o lo que sea. Así que mucho mejor si son los conocimientos.

¿Para qué sirve la universidad si no es para maximizar la probabilidad de conseguir un trabajo en el que mercantilizar el conocimiento?. Es más: ¿qué tiene de malo mercantilizar los conocimientos aportando algo a la sociedad?

Hay quien sigue teniendo esa visión romántica de la universidad como si se tratara de una institución de conocimiento humanístico y transversal, donde lo importante es "el saber en general", como si siguiéramos en el siglo XIX. Y olvidan que hace 200 años ese "saber en general" no era accesible a todos y sí tenía sentido ese concepto, pero hoy no: hoy existen libros gratis de casi todo; lo que falta es tiempo y especialización para cubrir el altísimo y exponencial nivel de desarrollo técnico al que hemos llegado. Para las películas retro queda muy bien la fotografía romántica de la universidad de Oxford, pero para una persona que lo que busca es evitar tener que dedicarse a freír hamburguesas, no.

Es como los escritores: los hay que publican libros que nadie compra (pero a ellos les gusta mucho), y los hay que escriben best-sellers, orientados a su público (aunque a ellos no les guste tanto). ¿Quiere ser usted del primer tipo? Adelante, pero recuerde que solo podrá serlo en sus tiempos libres, concretamente cuando salga de trabajar del Burger King.

¿Quiere que le hagamos nosotros una revisión bibliográfica del cangrejo ibérico? Sin problema. A nosotros nos da igual hacer un TFG de una cosa que de otra; vamos a cobrarle lo mismo. Pero si se puede aprovechar el TFG para conseguir un mejor empleo con el mismo esfuerzo… ¿por qué no usarlo a favor?

* PD. Si su tutor le deja tema libre y no sabe cuál elegir, nuestros profesores podrán darle ideas antes de que empiecen con el desarrollo de su proyecto.

Espero de verdad que este consejo le sirva; yo hubiese pagado por que alguien me lo hubiese dicho en su momento, y creo que a usted también le será más útil que si le hubiese puesto la típica lista de consejos-chorra de siempre:

"Ordene su escritorio", "No se estrese", "No escatime en tiempo",

"Disfrute del proceso", "Póngase un café calentito y música de flauta china". – Wau!

Me gusta que respeten mi inteligencia y mi tiempo, y por eso yo intento hacer lo propio con los demás.

Opción 2: en vez de gastar tiempo, gastar dinero: nos lo encarga y se olvida del tema.

De este modo no renuncia a nada (salvo a X00 € obviamente: aquí más información de precios). Obtiene un trabajo original y bien hecho, y en vez de gastar esas 300/500/1.000 horas en el TFG, las dedica a cosas más productivas, como por ejemplo a filosofar con sus compañeros en el césped (mejor con cerveza, pero eso ya a gusto de cada uno) o a jugar con su perro.

Y no va con ironía; realmente pienso que aportan más al desarrollo personal 500 horas de hablar con otras personas o de jugar con su mascota… o incluso 500 horas de reflexión viendo el paisaje, que 500 horas escribiendo una revisión bibliográfica.

Cangrejo ibérico diciéndole que pulse aquí.

Cómo hacer un buen TFG en el menor tiempo posible: el equilibrio perfecto entre nota y tiempo gastado.

Este titular lo hemos puesto porque es lo que busca la gente en Google: "Cómo hacer un buen TFG en el menor tiempo posible". Pero es algo muy subjetivo, porque entran en juego dos partes contrapuestas:

1. Un buen TFG. ¿Qué es para usted un buen TFG?

¿Una buena nota?, ¿que sea un plus de cara a buscar trabajo?, ¿que sea algo que a usted le guste?. Primero respóndase a esa pregunta.

2. Un TFG en el menor tiempo posible. Cuanto menos tiempo le dedique, menos profundidad obtendrá, y esto es de lo poco que no admite subjetividades. Así que el equilibrio tiempo/calidad lo debe poner usted.

Nos gustaría darle una guía A -> B -> C, pero no va así, porque cada TFG es un traje a medida. "Cómo hacer un buen TFG de Ingeniería Civil en el menor tiempo posible" no es lo mismo que "Cómo hacer un buen TFG de Estudios Ingleses en el menor tiempo posible". Son ramas muy distintas, cada una con metodologías propias. Si le damos consejos técnicos como "no renderice los planos hasta el final" quizás le pueda servir si estudia diseño gráfico o Arquitectura, pero poco más…

¿Quiere saber cómo se conseguiría, sin lugar a debate, el mejor ratio tiempo/calidad? Encargándolo: buen TFG en cero horas de trabajo. Pero entra en juego otra variable: el dinero. Obviamente a nosotros nos parece la mejor alternativa en términos de €/h para el cliente (todas las madres piensan que su hijo es guapísimo), pero eso es algo que usted tendrá que valorar por su cuenta si le renta o no.

¿Quiere que nos encarguemos nosotros de su TFG, TFM o Tesis Doctoral?

Podemos prepararle un presupuesto sin compromiso.

Lista de artículos que seguro que seguro que le interesan

👉 Cómo hacer el TFG. Cómo hacerlo rápido, cómo hacerlo bien y qué cosas evitar para no perder el tiempo. Hablo también un poco de la mercantilización del conocimiento.

👉 Derechos de Autor. Cosas importantes a tener en cuenta para tener los derechos de autor del TFG bien atados y no tener problemas en el futuro.

👉 Consejos para preparar bien la defensa del TFG. Cómo afrontar el miedo escénico y no aburrir al tribunal, entre otras cosas.

👉 Cómo hacer una Revisión Bibliográfica o Sistemática. Todo bien explicado y separado. Este artículo tiene hasta su propia tabla de contenidos.

(E iremos poniendo más poco a poco…)